Luis Juárez Quixtán es un viajero musical

Por: Ángel Elías/ @angeleliasGT

Hace 12 años, el guitarrista guatemalteco Luis Juárez Quixtán llegó al aeropuerto Charles de Gaulle, en Francia con una meta: enfrentar al mundo para cumplir su sueño, estudiar música.

Los pasillos de aquel aeropuerto se llenaban de personas desconocidas, que hablaban casi en su totalidad francés y era la primera vez que Luis salía del país, la fórmula perfecta para sentirse ajeno. “Era enfrentarse a lo desconocido. No pude comunicarme con mi familia por 4 días”, relata y luego sonríe con el recuerdo.

Tiene muchos motivos para sonreír, en la actualidad vive en Francia, es catedrático de guitarra clásica y ofrece pequeños conciertos en diferentes países de Europa. ¿Ha cumplido con sus sueños? Siempre responde que eso solo es el comienzo.

Luis Juárez Quixtán es una persona amigable y sonriente. Tiene las palabras precisas para contagiar el optimismo cuando habla de sus planes y experiencias. “Todos hemos tenido alguna vez miedo y es esa barrera que nos detiene. Al conocer ese miedo, nos enfrentamos a él y al superarlo vamos derribando barreras”, explica, con la propiedad que da la experiencia de haber pasado tantos años venciendo obstáculos.

Luis Juárez Quixtán. (Foto Guatemalan Art: Ángel Elías)

En su primera visita a Francia tuvo que vencer el miedo de separarse de su familia, luchar contra lo que la sociedad quería que hiciera, ir a un país, aunque desconocía su idioma y enfrentarse a la soledad de un migrante que busca una oportunidad. “Fue una experiencia completa, era la primera vez que me separa de mi casa y todo era nuevo. Desde las calles hasta elegir qué comer en un supermercado era toda una aventura. Me reconstruyó”.

Para Luis viajar para estudiar fuera de Guatemala no fue tan sencillo. “Estuve buscando durante 5 años alguna beca que me dejara salir, estudiar y formarme. En Francia encontré la oportunidad y decidí irme. Por coincidencia estudié durante algunos meses francés y cuando me fui me di cuenta de que era poco lo que había aprendido”, relata. “Pero con otros residentes de la beca aprendimos y logramos mejorar nuestro francés”, agrega sonriente.

Luis Juárez Quixtán tiene una formación en guitarra clásica. (Foto Guatemalan Art: Ángel Elias)

Su vida ahora es diferente, ya que Francia es su país de residencia y le representa vivir un sueño que hace unos años, mientras tocaba la guitarra junto a su hermano, se propuso. “No me imaginé que esta aventura me dejara tantas experiencias, de las cuales no me arrepiento en ningún momento”.

Luis regresa cada año a Guatemala porque mantiene un proyecto. En este busca desarrollar nuevos talentos y promover la técnica de la guitarra clásica en el país. Los encuentros incluyen clases por internet y que sus estudiantes tengan contacto con los maestros que viven en Francia. “Cuando estoy acá visito a mi familia, pero también busco dar talleres, encuentros y conciertos para devolver un poco al país que es lo que ahora necesita”.

Este guitarrista clásico dejó el país por un futuro distinto, pero no deja de ser guatemalteco. Siente, observa y vive como guatemalteco a pesar de la distancia y las diferencias culturales. “Lo que puedo decir a quienes tengan una meta en su vida. Que no dejen de seguirla, que no dejen que se les vaya, siempre luchen por lo que quieren, que todo ese esfuerzo, les aseguro, tiene recompensas”.

You might also like More from author

Comments are closed.