Survier Flores: “Soy como un pintor que usa la música para colorear”

Músico guatemalteco nos cuenta sus proyectos.

TE PUEDE INTERESAR: Sergio Reyes, un virtuoso musical

El violinista Survier Flores desde hace más de dos décadas vive en París, Francia y en su cotidianidad siempre encuentra los museos, la arquitectura, la cultura y claro, la torre Eiffel. Pero cada vez que regresa a Guatemala recorre una vez más aquellos espacios que lo formaron de niño. Visita su antiguo pueblo en sur de la Ciudad, el lago de Atitlán y el Conservatorio Nacional de Música, “Yo era de los niños que se metía a aquel edificio a explorarlo y en un salón alguna vez dejé un grafiti. Ahora ya no está”, revela, como quien habla de su primera travesura.

Desde hace 5 años esta visita no es solo familiar, también impulsa a un grupo de violinistas jóvenes que reciben talleres. A finales de diciembre se reunieron para recibir clases e inducciones a orillas del lago de Atitlán. En aquel paradisíaco sitio se escucharon los sonidos de violines y las interpretaciones de música clásica rompieron con la cotidianidad del sitio. Durante poco más de una semana este fue un santuario de la música.

“Regresar uno poco de lo que he aprendido, además de motivar a los jóvenes para que busquen sus sueños musicales”, así resume uno poco su trabajo, Survier Flores, que en Francia organiza conciertos y da recitales en diversos escenarios. Además, participa junto a diversos productores con quienes crea desde música clásica hasta contemporánea y pop.

“Siempre es un reto volver a hacer los talleres. Por un lado, está la logística y por otro el dinero para traer maestros o alojar a los estudiantes”, explica mientras se nota que calcula en la mente.

Tarde de immersion visitando alrededores del lago Atitlán !

Posted by Un Latino-Américain à Paris - Un Latinoamericano en París unlapar on jueves, 28 de diciembre de 2017
 

En la reciente edición, los estudiantes viajaron en un bus, se hospedaron en unos búngalos y practicaron en una escuela pública, todo en Atitlán. “Estaban emocionados, pero yo más, porque encontramos un espacio para el arte”. Cada encuentro es una forma de crecer, pareciera que es la consigna del maestro Flores.

Survier Flores ofreció un taller en Villa Nueva. (Foto GuatemalanArt: Un latinoamericano en París)

ADEMÁS: Conoce la historia de estos niños lectores.

La inquietud del maestro tuvo lugar hace ya más de 10 años. En aquel año regresó a Guatemala y comenzó a dar charlas y pequeños talleres musicales a quienes lo requieran. Pero su motivación fue más allá. “Me decidí a buscar espacios y hacer más grandes los encuentros”. Así nació este sueño que cada año lleva capacitación y nuevas ideas a los violinistas del futuro.

En la actualidad son más o menos 20 estudiantes que se benefician con este proyecto.

Su formación inicial fue en el piano y el violín. (GuatemalanArt: Ángel Elías)

Así comenzó

Toda historia tiene un comienzo. La de Survier fue en una aldea al sur de la Ciudad de Guatemala. “Eran terrenos llenos de tierra y calles de polvo. Yo era feliz”, recuerda sosteniendo una sonrisa. Sus padres siendo músicos de profesión vieron potencial musical en aquel pequeño. “Me pusieron a estudiar piano y violín”. Pero ¿Cómo se decidió interpretar el violín y no al piano de manera profesional? La respuesta es sencilla, dice. “De todos es sabido que hay más violines que pianos en una orquesta y como consecuencia más posibilidades de ser contratado”, dice sonriendo.

Fue un gusto visitarlos. Sigan adelante!!!

Posted by Survier Flores on viernes, 5 de enero de 2018

En 1994 se va del país a Francia para seguir su estudio en el violín. “Es una decisión de la que no me he arrepentido, porque a pesar de que hubo épocas en las que no tenía ni qué comer, crecí mucho como músico”. Y es que la comunidad artística guatemalteca en Francia es reducida y muchos no se conocen. “Algunos nos reunimos y será como un par de veces al año”. Eso nunca fue obstáculo para alcanzar sus metas profesionales, menos olvidar sus orígenes. “Cada año me reencuentro con el país”.

LA RECOMENDADA: Jolón pinta sus sueños en acuarela.

Survier no se considera ni un profeta ni un filántropo musical. Para él, ayudar a otros músicos es casi una labor necesaria para elevar el nivel musical de Guatemala. “Soy como un pintor que usa la música como una paleta de colores para darle nuevos brillos al país y descubrir nuevas tonalidades”, concluye.

Si deseas conocer su proyecto: Un latinoamericano en París

En la actualidad ayuda a formar nuevos músicos. (GuatemalanArt: Ángel Elías)

You might also like More from author

Comments are closed.